Menu



  • Categoría: La otra Cara

La selección estadounidense de fútbol será la gran favorita y el rival a vencer cuando a partir de mañana dé inicio la ronda de eliminación directa con los cuartos de final de la Copa Oro.

Después de una fase de grupos sin mayores sorpresas, los ocho mejores combinados de Concacaf (Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) se enfrentarán a eliminación directa y con hasta seis refuerzos, que el reglamento permite a pesar de que haya transcurrido ya la mitad del torneo.

Estados Unidos, el anfitrión, es el favorito a llevarse esta edición. Después de solventar con eficiencia su grupo, su entrenador Bruce Arena llamó a sus mejores hombres para apuntalar a su equipo.

Con la presencia del capitán Michael Bradley, el experimentado guardameta Tim Howard y los delanteros Jozy Altidore y Clint Dempsey, el conjunto de las barras y las estrellas sumaron la jerarquía necesaria para dar el salto de calidad por encima de las selecciones restantes.

"Necesitas un equipo que entienda que los partidos nunca son tan fáciles como se dicen, que mentalmente sepa lidiar con la dificultad, que haga goles y que sepa finiquitar los encuentros", aseguró Bradley en declaraciones retomadas por la Federación estadounidense.

Los estadounidenses se verán las caras con El Salvador, que dejó un buen sabor en la fase de grupos, pero que sabe que no será fácil. "Tenemos equipo para ganarles y saldremos a proponer como en toda la Copa", advirtió el delantero de la "selecta" Nelson Bonilla.

Más allá de la reforzada Estados Unidos, enfrente tendrá a dos selecciones que, a pesar de no contar con sus mejores plantillas, son aspirantes naturales al título hasta el final: México y Costa Rica.

Los mexicanos sólo podrían cruzarse en una hipotética final con su vecino del norte, pero primero enfrentarán a Honduras, clasificada gracias a una alineación indebida de Guayana Francesa.

Es el "Tri" quien sale como favorito, aunque la presión por sus actuaciones en la fase de grupos y las críticas por el sistema de rotaciones de su entrenador, el colombiano Juan Carlos Osorio, podrían dificultar un partido de por sí complejo para México.

Contrario a Estados Unidos, México no llamó a ningún refuerzo para la ronda de eliminación directa. Según los medios locales, los equipos mexicanos negaron a sus jugadores. La Liga de aquel país empezará el próximo viernes y ningún club quiere perder a sus mejores futbolistas.

A pesar de ello, el extremo mexicano Elías Hernández sacó pecho por su selección. "Aquí hay mucha calidad. México siempre es favorito, es uno de los más grandes (de la zona), queremos ganar la Copa, a eso vinimos", declaró el jugador de León.

Para Honduras, que llega sin sus mejores hombres, algunos por decisión personal y otros por lesión, y con una racha negativa en eliminatorias, ganarle México podría ser oxígeno puro.

Los dirigidos por Jorge Luis Pinto, que siguen sin mostrar un buen nivel, intentarán dar un buena imagen a pesar de los contratiempos que han pasado.

"Estos partidos (contra México o Estados Unidos) me encantan, al grupo le encantan, para eso estamos aquí, para jugar contra los grandes, donde los jugadores maduran porque son partidos bravos", aseguró Pinto.

Costa Rica, a diferencia de México, sí tiene a los Estados Unidos en el horizonte próximo, ya que si ambas selecciones avanzan a semifinales, se encontrarán cara a cara.

Los "ticos" sueñan con levantar un trofeo que se les ha negado desde 1989, cuando tenía el nombre de Copa Concacaf, pero antes de pensar en las semifinales disputarán su serie de cuartos ante un rival muy peligroso: Panamá.

El capitán de Costa Rica, Bryan Ruiz, manifestó en la previa del torneo que "uno de los principales objetivos del equipo" era llevarse el título. El entrenador "canalero", Darío "Bolillo" Gómez, secundó la declaración de Ruiz.

"Desde que salieron de Costa Rica el pensamiento era ese: son favoritos y van por el título: vinieron armados para eso", declaró Gómez. "Cuando llegamos, lo mínimo era jugar cuatro partidos, pero ahora quiero jugar los seis. Para eso estamos trabajando", apuntó.

Será la primera vez que panameños y costarricenses se vean las caras en una Copa Oro.

La serie que completa los cuartos de final será entre selecciones alejadas de los reflectores pero que ya han probado en los últimos años que pueden llegar muy lejos. Canadá y Jamaica saben lo que es romper con todos los pronósticos.

Los caribeños lo hicieron en la edición pasada (2015) de la Copa Oro, cuando eliminaron a Estados Unidos, que contaba con su plantilla completa, para después caer en la final ante México.

Canadá, en cambio, es el único que ha roto la hegemonía de Estados Unidos y México desde que el torneo se reformó en 1991. Campeones en el año 2000, los de la hoja de maple sueñan con repetir su mayor éxito a nivel de selecciones.

FOTO: US SOCCER

LEA TAMBIÉN: Yeltsin Tejeda ya palpita el cruce ante Panamá: “Es un duelo a muerte”

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo