Menu



El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, se defendió hoy de las críticas a su trabajo y aseguró que no tiene "nada" que demostrar, al tiempo que aseguró que no siente "ninguna presión en particular" antes de la eliminatoria ante el Paris Saint-Germain en la Liga de Campeones.

"No vamos a cambiar lo que pueda opinar la gente de nosotros. Intento trabajar y trabajar en lo que disfruto mucho, porque es mi pasión. Intento transmitir muchas cosas y el resto no puedo controlarlo. No tengo que demostrar nada", manifestó en la previa del choque de ida en el Santiago Bernabéu.

"Primero vamos a pensar en mañana. Las eliminatorias son 180 minutos o más, pero lo primero es concentrarnos en lo que tenemos mañana. Y nada más", observó.

El Real Madrid se juega prácticamente la temporada en la Champions después de quedar muy relegado en la pelea por el título de la Liga española y ya fuera de la Copa del Rey.

"Me interesa hacer un gran partido y no todo lo que se pueda decir sobre mí o el equipo. Contra el PSG, es cierto que siendo del Marsella puede ser que haya una rivalidad histórica, pero ahora es el Madrid contra el PSG. Voy a pensar que va a ser un gran partido contra un rival muy duro que nos va a poner en dificultades", argumentó.

Zidane confesó que se siente "muy contento de poder jugar este tipo de partidos" y destacó que "ahora mismo no hay ninguna presión en particular".

"Hemos preparado como siempre nuestra semana, este partido, y es cierto que siempre habrá presión, pero es algo habitual. Voy a disfrutar, como he dicho siempre", afirmó.

La eliminatoria de octavos podría marcar un antes y un después para Zidane, aunque el preparador francés relativizó tal cuestión. "No pienso en mi futuro, pienso en el partido y es en eso en lo que me concentro. El resto no lo podemos controlar. Lo que puedo controlar es lo que vamos a hacer en el campo. El resto, lo veremos", dijo.

Y añadió al respecto: "Lo que me interesa es que todos los partidos son importantes, mi futuro no me importa".

Zidane tampoco quiso entrar en valoraciones más allá del rendimiento de su plantel. "Lo que tenemos que hacer es jugar bien al fútbol. Si juegas bien, con el equipo que tenemos podemos tener muchas posibilidades. El resto, no pienso en lo que puede pasar en un futuro", consideró.

A pesar del buen número de individualidades que presenta el choque, Zidane abogó por oponer un juego colectivo para defender las opciones de pase.

"Es Real Madrid-PSG, no Cristiano contra Neymar. Cristiano ha obtenido cosas extraordinarias y no les compararé ahora mismo. Neymar ya sabemos lo que hace en el campo, puede marcar la diferencia. Y lo que queremos ver no es un duelo Neymar-Cristiano, sino entre Real Madrid y PSG", explicó.

Finalmente, Zidane pidió el apoyo máximo de su hinchada. "Nuestra afición lo que queremos es que estén orgullosos de nosotros. Siempre lo daremos todo y creo que la afición estará como siempre con el equipo, igual que cuando las cosas se ponen complicadas. Mañana es otra competición y vamos a darlo todo", concluyó.

LEA TAMBIÉN: Multa millonaria por burlarse de la tragedia del Chapecoense

e-max.it: your social media marketing partner
Encuentro Deportivo